Un Detective Privado, al servicio de la FER


Fraude

La FER siguió con un detective privado los movimientos de una persona que supuestamente recogía el voto por correo para la elección del día 23. Los resultados del trabajo de ‘espionaje’ (un informe, un vídeo y fotografías) han sido puestos a disposición de la justicia con la intención de probar que un hombre al que se describe como gordito, bajito y con bigote obtenía apoyos para la candidatura que encabeza José María Ruiz Alejos entre electores que habrían comprometido su apoyo a la opción liderada por Julián Doménech.

Las evidencias obtenidas por el detective muestran al hombre saliendo con una lista en la mano de una emisora de radio vinculada a Ruiz Alejos en Calahorra. En otros círculos se recibió con estupor e indignación el recurso a seguimientos de este tipo.

La juez no habría tomado en consideración en el procedimiento de urgencia la documentación obtenida por el detective, pero la batalla judicial podría continuar tras el pronunciamiento sobre medidas cautelares. El recurso puede seguir su curso por la vía contencioso administrativa y podría provocar la anulación, en unos meses, de los resultados electorales y la convocatoria de nuevos comicios.